"El mundo os necesita. Podéis tener un impacto, todos y cada uno de vosotros"

293 estudiantes del MBA celebraron su graduación el pasado viernes, poniendo así fin a un viaje de 19 meses de aprendizaje en el IESE, y marcando el 12/05/2017  Barcelona

"El mundo os necesita. Podéis tener un impacto, todos y cada uno de vosotros"

293 estudiantes del MBA celebraron su graduación el pasado viernes, poniendo así fin a un viaje de 19 meses de aprendizaje en el IESE, y marcando el

Ahora más que nunca, los jóvenes líderes empresarios deben medir su éxito no únicamente en base a su desarrollo personal, sino también por cómo contribuyen a hacer del mundo un lugar mejor.

Este fue uno de los mensajes predominantes a la promoción 2017 del MBA, que celebró su graduación el pasado viernes en el campus de Barcelona, poniendo así fin a un viaje de 19 meses de aprendizaje en el IESE, y marcando el inicio de una travesía para dejar una huella positiva en la sociedad.

“El mundo os necesita. Vosotros en particular podéis hacer algo por el mundo. Podéis tener un impacto, todos y cada uno de vosotros”, afirmó el ponente Kees Storm, destacado empresario neerlandés y expresidente del consejo ejecutivo del grupo de seguros de vida Aegon.

“Estoy convencido de la necesidad de que los líderes de hoy, además de tener una brillante preparación técnica, defiendan formas de trabajar que fomenten el bien común por encima del bien individual”, secundó Alfonso Sánchez-Tabernero, rector de la Universidad de Navarra.

Carlos García Pont, director del programa MBA, lanzó un reto similar a los 293 graduados: Quiero que dejéis una huella que haga del mundo un lugar mejor”.

La tarea es más urgente si cabe, señaló Storm, ya que los graduados concluyen sus estudios en unos tiempos de gran incertidumbre: desde un gobierno presidencial impredecible en Estados Unidos y un Oriente Medio asediado de guerras y agitaciones, a la enconada crisis global de los refugiados.

El empresario también lamentó que, en todo el planeta, los partidos políticos responsables y realistas parecen perder peso en beneficio de los populismos. Y, por otra parte, que los tipos de interés extremadamente bajos están permitiendo que los gobiernos asuman niveles de deuda bastante preocupantes.

“Estamos bailando en el filo de un volcán”, aseguró Storm. “Y es en este contexto en el que tendréis que encontrar vuestro camino”.

Y si bien las cifras de pobreza global han disminuido en los últimos años, la desigualdad económica entre países y también dentro de los países se va ensanchando. El comercio es una vía para sacar a los países en vías de desarrollo de la pobreza, pero el mundo desarrollado también debería revisar con seriedad lo que está pasando dentro de sus fronteras y encontrar formas más equitativas de distribuir la riqueza.

“En nuestros países ricos llegará un momento en el que los ricos dejarán de hacerse más ricos si los pobres se quedan atrás”, expresó.


Una llamada a buscar un trabajo significativo

Storm animó a los graduados MBA a asumir trabajos significativos, y señaló que sus actividades a lo largo de los últimos 10 años ¾durante los cuales ha centrado gran parte de sus esfuerzos en recaudar fondos para la investigación del cáncer y en crear un proveedor de servicios sanitarios de calidad en varios países africanos¾ han sido algunos de los años más gratificantes de su vida.

Pero tener un impacto duradero real exige un enfoque diferente de la gestión. “Para movilizar al mundo y movilizar a vuestras futuras organizaciones, no solo tenéis que gestionar, sino que también tenéis que liderar”, remachó Storm.

En este sentido, el director general del IESE Franz Heukamp insistió en la necesidad de liderar con integridad. “Como directivos, tenéis la oportunidad y la responsabilidad de servir a los demás, de ser verdaderamente útiles siendo considerados con las personas, y de ser líderes altruistas. Ésta, al fin y al cabo, es la forma más humana y más efectiva de liderar”.


Celebrar la diversidad, ahora y en el futuro

García Pont pidió a los graduados que recuerden a lo largo de toda su vida cómo la diversidad del cuerpo estudiantil del IESE ha enriquecido su experiencia de aprendizaje. Más de 60 nacionalidades están representadas en el programa MBA, así como una gran variedad de sectores.

“Habéis aprendido a escucharos de verdad, más allá de la palabra. Habéis aprendido a apreciar la riqueza humana en vuestras diferencias. Y habéis aprendido a descubrir una gran diversidad de oportunidades de aprendizaje. No lo olvidéis nunca”, recalcó García Pont.

El presidente de la clase Michael Mascarenhas remarcó cómo trabajar codo a codo con personas con orígenes tan distintos ha definido su experiencia en el IESE. Este entorno distintivo nos ha permitido, a cada uno de nosotros, entender mejor quiénes somos, qué queremos y cómo vamos a conseguirlo”, apuntó.

“Tal y como yo lo veo, todos nosotros podemos escoger cómo aprovechamos estas enseñanzas para impulsar la siguiente fase de nuestras vidas. Por un lado, podemos trabajar mucho, tener éxito y tener una vida feliz y saludable”, explicó Mascarenhas. “Por otro lado, podemos escoger hacer todo eso, y además, devolverle algo a la sociedad. Utilizar lo que hemos aprendido aquí para, de una forma u otra, hacer que las vidas de los demás sean mejores”.

Mascarhenhas concluyó: “Espero que para todos la elección sea clara: escoged devolver a la sociedad. Encontrad algo en vuestra vida personal o profesional que améis y difundidlo, o encontrad algo que odiéis y luchad para cambiarlo y hacerlo mejor”.

Te puede interesar